11/12/2013 - 7:59 am Consejos

Consejo: La moto bajo siete llaves

Aquí les entregamos algunos de los consejos útiles para evitar el robo de una moto, algunos pueden parecer obvios pero es interesante recordarlos para los que son nuevos en el mundo de las motos que desean aprender a proteger sus joyitas de los amigos de lo ajeno.

Partimos con comentarles que durante los primeros meses, una vez adquirida la moto, es cuando más se comenten los robos y los amigos de lo ajeno siempre están atentos a cualquier error.

– Se aconseja combinar un buen antirrobo de disco y uno articulado o de forma de U que una la moto al mobiliario urbano para ponérselo difícil al ladrón.

– Es más seguro aparcar en una avenida concurrida, donde haya comercios, terrazas de bar, gente que está constantemente paseando, donde hay cámaras de vigilancia etc., que en una calle solitaria y sin circulación.

– Si aparcas tu moto sobre la vereda, es preferible que se encuentre inaccesible para una furgoneta o similar, pues entre dos o tres personas pueden cargarla con rapidez a pesar de que este bloqueada la dirección y con un candado articulado o de disco. Sólo frenara a los ladrones si tu moto está sujeta a un poste o reja.

– Poner una alarma con GPS es una buena opción. Si te roban la moto meterá mucho ruido y podrás ubicarla rápidamente. Siempre recuerda que cuanto más difícil lo pongas, menos probabilidades hay de ser víctima de un robo.

– Las alarmas son disuasorias y pueden evitar también el robo de una moto, pero si tienen un sensor se movimiento demasiado sensible pueden activarse con el vuelo de una mosca, así que cuidado con el consumo, porque puedes quedarte sin batería.

– La personalización de una moto hace la vida más complicada a los ladrones, ya que uno de los objetivos principales de los robos de motos es convertirse en pocas horas en piezas de recambio de forma que sean difícilmente identificables por el dueño de la moto.

– Hay varios sistemas para marcar el número de matrícula en la moto, en partes visibles como el chasis, el carenado, las horquillas, etc. Un sistema muy eficaz empleado en Inglaterra durante años es el Datatag, un kits de pegatinas para marcar distintas piezas de la máquina.

– Nunca dejes la documentación de la máquina bajo el asiento, ni el permiso de circulación, ni el carnet de conducir, ya que no podrás realizar la denuncia si se produce el robo. Además tu documentación puede servir para usarse de forma fraudulenta.

– En los scooters desaparecen los cascos guardados bajo el asiento, ya que los cierres de estos pueden ser abiertos sin demasiados esfuerzos. Mejor llevárnoslo o atarlo con un antirrobo articulado o e U.

– Utilizar una funda de moto tanto como si mantienes la moto en la calle o en una plaza de garaje, ayuda a mantener limpia de suciedad polvo, también evita dar pistas a los curiosos y a los amigos de lo ajeno. Cuestan poco dinero y pueden ahorrarte muchos disgustos.

– El estacionamiento comunitario es el lugar más expuesto para el robo de una moto, porque los ladrones pueden realizar su trabajo durante varias horas y lejos de la vista de cualquier persona, la noche es el mejor momento para ellos, porque por lo general no se encuentra a ningún vecino aparcando su auto.

– Si disponemos de un estacionamiento propio es interesante fijar una argolla al suelo o a la pared y anclarla. Si tienes un auto, aparcar la moto entre este y la pared. Cada día deberás mover el coche pero impediremos el robo.

– Finalmente jamás limitaros a bloquear sólo el manubrio, aunque sea solo por 5 minutos para sacar dinero del cajero, siempre colocar el debido antirrobo. Esta forma descuidada de aparcar ya ha dado muchos disgustos a muchos propietarios…bueno, ex-propietarios.