28/12/2013 - 10:57 am Consejos

No juegues a la lotería con un semáforo

Eso de acelerar cuando el semáforo se pone en amarillo muchas veces cuesta demasiado caro.

Dicen que las armas las carga el diablo, aunque cierta munición debió quedar aparcada para los semáforos en ámbar.

Es deporte preferido de algunos conductores, eso de acelerar cuando el semáforo se pone en amarillo, es sumamente riesgoso. Hay que tener mucho cuidado cuando hacemos eso en un cruce de grandes dimensiones. Ejemplo práctico.

El motorista tienta demasiado al destino y no puede evitar topar con el auto que está realizando un cambio de dirección probablemente un poco antes de lo debido. Y es que tienes que pensar que si te pasas de listo también lo puede estar haciendo a la vez el de enfrente…