16/01/2014 - 10:15 pm Mercado

Honda CBR1000RR 2014 cada vez más afilada

El buque insignia del Ala Dorada viene orientado al circuito con cambios en la ergonomía, suspensiones, embrague y en potencia.

El ADN de diseño es muy similar, aunque la ergonomía se ha retocado para ofrecer una postura más al ataque. Se ha conseguido esto retrasando 10 mm los pedales y poniendo el manubrio más abierto y bajo.

Este cambio de complementa con la evolución del motor tetracilíndrico de 999cc., que ahora ofrece 181 CV a las 12.250 rpm y 114 Nm de par máximo a las 10.500 rpm. Además es más suave por la inyección electrónica PGM-DSFI de dos inyectores por cilindro.

Las suspensiones Showa totalmente ajustables tienen una ayuda con el amortiguador electrónico HESD que mide la velocidad para ofrecer el reglaje necesario en cada caso. Y el embrague anti-rebote la hace también más dulce al bajar marchas en una frenada.
Retoques interesantes que se completan con frenos ABS en opción y una instrumentación más completa para cuando se entra en circuito.

No es la más bonita ni la más radical en prestaciones, pero sigue siendo una de las más equilibradas en todos los aspectos. Y de las más fiables.