31/01/2017 - 10:17 pm Deportes

Honda CRF450RW, la moto a batir en el Mundial de Motocross

Tim Gajser y Evgeny Bobryshev ya pilotan la nueva CRF450RW y aquí os enseñamos las primeras imágenes oficiales de una moto que va dar mucho que hablar esta temporada. Una máquina espectacular que busca renovar el título conseguido en 2016 por el piloto esloveno.

Tim Gajser ganó el Campeonato del Mundo de Motocross 2016 con Honda, dentro de la estructura del Gariboldi Racing Team, pero con apoyo directo de HRC. Para esta temporada, el equipo oficial de HRC cambia con la incorporación “de pleno derecho” del esloveno, la continuidad del ruso Evgeny Bobryshev y la dirección del Gariboldi Racing Team. Parece un trabalenguas, pero así se presenta el equipo rojo para MXGP 2017.

A Honda le ha costado 16 años volver a tener un título mundial de motocross en la categoría reina. Ni en la época de MX1 ni en la más reciente etapa de MXGP lo había logrado y hay que remontarse a los años 1999 y 2000 con los dos campeonatos conseguidos por el francés Fred Bolley para ver el número uno en la firma japonesa.
Esta temporada el “simbólico” doral 1 lo llevará Tim Gajser, aunque en su placa seguirá luciendo su inseparable 243 en honor a su hermano fallecido cuando Tim era un niño.

Honda también ha renovado el modelo de serie de la CRF450R después de varios años algo estancada, pero la moto de Gajser y Bobryshev va más allá e incorpora muchas soluciones salidas del departamento de competición de la marca japonesa. Lleva el arranque eléctrico por botón y ya no vemos la clásica palanca de arranque. Otra de las diferencias con respecto a la moto de serie es el embrague hidráulico que ya utilizaron el año pasado y que continúa en 2017. FMF deja de suministrar escapes al equipo y para este año pasan a ser Yoshimura, mientras que los neumáticos también cambian de Dunlop en 2016 a Pirelli en 2017.

En cuanto a las suspensiones, siguen confiando en Showa pero este año volveremos a ver la horquilla invertida de muelles, en lugar de la SFF Air TAC de 2016. El manubrio se convierte en el centro de control, con un pulsador para doble mapa de encendido para variar la respuesta, el botón de arranque y el sistema de control de salida.
Como curiosidad, Gajser prefiere usar un manubrio sin barra de refuerzo, mientras que Bobryshev sí se decanta por esta opción. Los datos técnicos son “top secret” como buena moto oficial, pero lo que salta a la vista es los numerosos elementos fabricados en titanio (depósito, reposapiés, etc.) y fibra de carbono (protectores, caja de filtro) para rebajar peso.

timthumb (3) timthumb (4)