09/03/2017 - 10:27 pm Deportes

Indian vs. Harley-Davidson: el eterno duelo regresa al Flat Track

Con la desaparición de Indian Motorcycles en 1953, se interrumpía un duelo en las American Flat Track Series entre las dos marcas americanas por excelencia. 64 años después se retoma esta rivalidad en las pistas, con la presencia oficial tanto de Indian como Harley-Davidson, que se verán las caras el próximo 16 de marzo.

El 16 de marzo es una fecha marcada en rojo tanto para Indian Motorcycles como para Harley-Davidson.
Para los primeros, porque supone la vuelta a la American Flat Track Series de forma oficial tras el cierre de la fábrica en 1953. Para Harley-Davidson, porque de nuevo tendrá un rival a la altura con la que batirse el cobre en las pistas de tierra. Y ambos con las mejores armas y los mejores pilotos.

Harley-Davidson ha dominado prácticamente la especialidad en los últimos 60 años. Exceptuando triunfos ocasionales de Triumph, Yamaha, Honda, Suzuki o Kawasaki, la mayoría de los títulos se los ha llevado la marca de Milwaukee.

De cara a este año, cuentan con la Harley-Davidson XG750R y tres pilotos de altura: Kenny Coolbeth Jr. (tres veces campeón de la Grand National), Jake Johnson (dos veces vencedor de la Gran National) y la joven promesa Brandon Robinson. Entre todos ellos acumulan e 59 victorias Grand National y cinco victorias AMA Pro Grand National.

Por otro lado, Indian Motorcycles llega después de que en 1951, 1952 y 1953 hubiese vencido de forma consecutiva, respondiendo así a los cuatro triunfos anteriores de Harley-Davidson. Pero ahora lo hace con una experiencia cero, en el que tendrá que adaptarse y acumular kilómetros de experiencia.

Pero lo hace con alguna de las mejores armas. La Indian Scout FTR750 ya ha sido probada en competición, pero todavía es una incógnita. Pero lo hará con tres pesos pesados como Bryan Smith, Brad Baker y Jared Mees. Smith es el actual campeón de la especialidad.

Ahora sólo toca esperar hasta el 16 de marzo, día en el que se celebrará el Daytona TT y para el que están construyendo un circuito completamente nuevo.