13/12/2013 - 10:31 am Mercado

Motos de aire comprimido buscan su espacio

El futuro de las dos ruedas a corto plazo va encaminado por la senda que marcan los grandes fabricantes, cuyos modelos y prototipos suelen presentar en las ferias internacionales.

Vía Dailymotos

Sin embargo, a medio y largo plazo nadie tiene la absoluta certeza sobre qué derroteros va a tomar el sector.
A los modelos actuales se les unirá una realidad cada vez más de moda, la moto eléctrica, pero también pueden aparecer otras tecnologías, como es el caso de las motos de aire comprimido, un modelo de vehículo que podría hacer tambalear el actual sector del motor.

Las motos de aire comprimido son un tipo de vehículo de dos ruedas que no emplean como fuente de energía principal ni gasolina ni electricidad, sino aire.
Van equipadas con motores de un peso normalmente superior a los 10 kilos con un depósito que contiene aire a presión, que al liberarse y filtrarse genera energía.

El modelo probablemente más famoso de este tipo de motos es la O2 Pursuit, presentada en 2011 en la Feria de Motocicletas y Scooters de Sidney. La desarrolló un equipo universitario liderado por Dean Benstead sobre el chasis de una Yamaha WR-250. Según cifras aportadas por Benstead, la velocidad que alcanza es cercana a los 100 km/h.

Otras motos de aire comprimido
En realidad, los prototipos y los experimentos con motos de aire comprimido se llevan desarrollando desde hace unos cuantos años.
Uno de los primeros modelos fue la Saline Airstream, creada por el Instituto Francés de Diseño, de conjunto muy ligero (102 kilogramos de peso).
Por su parte, la Bolaji Teniola también se inspiró en otra Yamaha, en este caso la Tricker.

Todos los proyectos de motos de aire comprimido deben aún desarrollar muchos aspectos técnicos, como la autonomía, la velocidad y la confortabilidad. Y además, han de superar la barrera psicológica de los usuarios y la económica de la poderosa industria de los carburantes.