07/12/2013 - 11:18 am Mototest

Test Suzuki V-Strom 1000: La esencia del trail

Suzuki acaba de presentar su nueva V-Strom 1000, una trail que complementa su modelo de 650cc. con tanto éxito en el mercado, y que supone una total remodelación respecto a la versión original nacida hace una década.

Vía Motociclismo

En Hamamatsu han trabajado durante los últimos años intensamente para satisfacer las demandas de sus clientes. De hecho, esta nueva V-Strom es el resultado de una larga serie de encuestas realizadas a usuarios, aficionados y también a su red comercial.

En lo que todos ellos coincidían, era en que querían una moto con un motor suave en bajos y medios, cómoda, con una buena capacidad de carga, y que no fuese tan masiva como para que se viese comprometida su agilidad.

Las grandes trail se han convertido en las reinas en ventas entre las motos de gran cilindrada, y la Suzuki V-Strom plantea una posición diferente a otras. No es una moto tan grande como la mayoría, y bastante menos pesada (no llega a los 230 kg llena), su asiento no es muy alto, su zona central muy estrecha. Todo esto ayuda a eliminar la intimidación que este tipo de motos puede tener para algunos, algo que se corresponde con la realidad.

También influye en esta sensación un motor que no es especialmente potente, tiene 100 CV, pero que a cambio ofrece una respuesta realmente lineal desde abajo hasta arriba.
La curva de par es realmente plana, con su máximo a sólo 4.000 rpm, y con un tacto general muy suave. Además incorpora control de tracción y ABS de serie para aumentar no sólo la sensación de seguridad, sino ésta realmente.

Tras probarla sobre todo tipo de carreteras y en autopista, la conclusión es inmediata y clara, se trata de una moto especialmente enfocada para aquellos que quieren una moto grande, que permita una total versatilidad, pero al mismo tiempo manejable y utilizable en el día a día.
No es masiva, pero tiene la capacidad de carga de cualquier otra, o una autonomía de más de 400 km. Su motor de dos cilindros a 90° no vibra prácticamente nada, lo que combinado con una posición de conducción muy lograda, la convierte en una moto especialmente enfocada al turismo.

Si algo puedes echar de menos en esta nueva Suzuki V-Strom 1000 es que no es una moto en la que destaque algo sobre el resto, es una moto que lo hace todo bien, pero de manera bastante uniforme, algo que quizás puede considerarse que es la esencia del trail, pero que no es habitual. Frente a otros modelos especializados en alguna faceta, en la nueva versión te encuentras con una moto con la que puedes ir por ciudad sin temer caerte en cada semáforo, y sin cambiar nada más que los reglajes que elijas, llenar de equipaje las maletas y el baúl que vienen como accesorio e irte de viaje a cientos o miles de kilómetros en pareja.
Es una moto no sólo para todos los días, sino también para todas las ocasiones.