26/12/2013 - 10:42 am Lanzamientos

Triumph Bonneville T100 SE 2014

Edición Especial Meriden cuenta con el característico motor bicilíndrico en paralelo de 865cc. así como con un nuevo diseño de los silenciadores con una entrega sonora mejorada y un asidero cromado para una mayor comodidad y seguridad del pasajero.

En 1982 la fábrica de Meriden que vio nacer la primera Bonneville T120 cerraba sus puertas para siempre y dejaba de producir el modelo que lanzó a Triumph al estrellato.

La moto que se hizo famosa con Steve McQueen, Clint Eastwood y Richard Gere en Hollywood desaparecía inexorablemente ante la bancarrota de la marca. Y aunque se construyeron algunas unidades bajo licencia concedida por John Bloor a una empresa llamada Racing Spares en Devon hasta 1988, nunca llegó a ser tan auténtica.

Sin embargo la magia de la Bonneville perduró en el tiempo hasta llegar a convertirse en un mito, y su reaparición en el año 2000 confirmó su éxito. Por eso Triumph ha querido conmemorar aquel modelo que marcaba el fin de una época gloriosa preparando esta edición especial con un esquema de colores en negro, plata y oro que le aportan un look absolutamente exclusivo.

Con el “Jet Black” como color base, esta “Bonnie” recién salida de Hinckley cuenta con dos líneas de color dorado pintadas a mano en los laterales del depósito así como con la presencia del logotipo de Triumph en su icónico emblema metálico y en los protectores de goma para las rodillas. Sus tapabarros, pintados en color plata, también incorporan una cuidada franja negra en su parte central perfilada con líneas doradas.

Al igual que la Bonneville T100 2014, la Edición Especial Meriden cuenta con el característico motor bicilíndrico en paralelo de 865 centímetros cúbicos así como con un nuevo diseño de los silenciadores con una entrega sonora mejorada y un asidero cromado para una mayor comodidad y seguridad del pasajero.

Para completar este estilo retro, la montura inglesa luce un elegante acabado negro en los muelles del doble amortiguador trasero y en los espejos retrovisores, mientras que la tapa de levas al estilo de las antiguas tapas de balancines, y las tapas del alternador, el embrague y el piñón se presentan con un acabado cepillado y satinado como guinda del pastel.

Con este modelo Triumph recrea el aspecto y el espíritu del bicilíndrico en paralelo más famoso, recuperando su esencia y aplicando la tecnología actual a la moto: inyección electrónica secuencial multipunto, suspensiones Kayaba, frenos de disco con pinza flotante de doble pistón Nissin y 68 CV de potencia.