30/12/2013 - 12:03 am Mercado

Yamaha X-Max 400: El scooter polivalente

La cilindrada media en los scooters está creciendo, como también pasa en las motos. Los clásicos urbanos ahora se atreven a salir de la ciudad y con motores cada vez más potentes no dicen que no a un fin de semana rodando en pareja. El nuevo Yamaha X-Max 400 se atreve con todo esto y más.

Motor monocilíndrico de cuatro tiempos, 400 cc, refrigeración líquida y cuatro válvulas para lograr una potencia que supera los 30 CV y un par motor de más de 30 Nm, un motor que promete mover sin problemas los 211 kilos de peso en orden de marcha del X-Max.

Pero no olvidemos que se trata de un scooter y que, por concepto, su utilización debería ser principalmente urbana y resultar muy práctico para el día a día.

Para empezar el X-Max 400 cuenta con hueco bajo el asiento para dos cascos integrales, un punto muy a tener en cuenta si solemos llevar pasajero o, en diario para dejar en la moto no sólo el casco, sino también guantes y chaqueta.

Su postura de conducción erguida nos da un extra de visibilidad circulando entre coches y además el X-Max sigue la línea de los modelos anteriores y es estrecho para colarse entre el tráfico urbano. Cuenta con un completo panel de instrumentos e incluso con ordenador de a bordo y no se olvida de la estética, luciendo modernas luces led de posición e intermitentes.

Pero al Yamaha X-Max 400 también se le van a pedir prestaciones y para eso su chasis y suspensiones se encargarán de digerirlas, junto con un potente equipo de frenos con doble disco delantero de 267 milímetros de diámetro y, para finales de año, sistema ABS opcional.